Mermelada de Papaya

  • Bizcocho de Papaya

  • Batido de Papaya

  • Crema de Papaya

  • Mermelada de Papaya

  • Dulce de Papaya


  • "Mermelada de Papaya"

    Mermelada de Papaya



    Aprende a preparar una sabrosa mermelada de papaya con la que acompañar tus postres y meriendas o desayunos, una mermelada muy original que merece la pena probar. Aquí tienes la receta detallada.

    Ingredientes:

    - Un kilo de papaya limpia
    - 750 gramos de azúcar
    - Un par de limones

    
    Preparación:

    Comenzamos a hacer esta pelando y limpiando bien las papayas que vayamos a emplear, quitándoles la piel primero y después abriéndolas por la mitad y sacándole las semillas negras del interior. Hay que manejarlas con cuidado porque resultan resbaladizas una vez están sin piel, por lo que lo mejor es colocarlas sobre una base como una tabla de cocina por ejemplo. Una vez la tenemos limpias, pesamos un kilo de la misma y las troceamos bien en daditos no muy grandes, para poder cocinarlas bien.

    Ponemos a calentar a fuego lento una olla de buen tamaño con el azúcar y todos los trozos de papaya que habíamos dejado preparados antes. Removemos bien para que la papaya se impregne con el azúcar y dejamos cocinar a fuego suave unos minutos, sin dejar de remover de vez en cuando para que no se pegue nada al fondo de la olla. Una vez que veamos que la papaya se ha ablandando un poco con la cocción, exprimimos el zumo de dos limones y lo colamos antes de echarlo en la olla. Removemos de nuevo para mezclar este jugo por todos los trozos de papaya.

    Continuamos cocinando a fuego suave, aplastando la papaya con un tenedor si quieres que quede en forma de hebras, si no puedes dejarlos tal y como están, para poder comerlos al servir la mermelada. Y removiendo bien para que el jugo del azúcar, de la papaya y de los limones se mezcle y se espese formado una crema homogénea. Hay que conseguir un espesor denso, el habitual de la mermelada, teniendo en cuenta que una vez se enfríe la misma espesará aún más.

    Una vez tenemos la mermelada en el punto deseado, apartamos del fuego, dejamos que se temple bien y después vamos a echarla sobre los recipientes que tengamos preparados para la misma. Lo mejor es emplear unos recipientes herméticos, para conservarla al vacío, lo que hace que podamos conservar la mermelada mucho tiempo en la nevera. Al acabar metemos los recipientes o recipiente en el frigorífico y dejamos que se enfríe bien esta riquísima mermelada de papaya, que podremos emplear en nuestros desayunos, meriendas o para acompañar algún postre.